LA RAZÓN DE UN NUEVO BLOG DE GESTIÓN CULTURAL

Ante la avalancha de información cultural noticiosa que recibimos diariamente gracias a la colaboración que me proporciona Arturo Álvarez D'Armas, poeta, fotógrafo y promotor cultural venezolano, así como otros valiosos amigos colaboradores, hemos decidido abrir un nuevo blog de promoción y gestión cultural. Sean bienvenidos todos los amigos interesados en promover la cultura y el arte en general. Pueden enviarnos sus colaboraciones, las cuales subiremos a este blog como entradas tan pronto como las recibamos. Quienes deseen colaborar pueden dirigirnos sus trabajos a nuestro correo personal: renedayre@gmail.com René Dayre Abella. Autor y promotor cultural.

viernes, 15 de julio de 2011

Un poco más sobre la economía, por un no economista. Enrique Artalejo / comentario de Agustin Blazquez








X











Recibidos

X





ResponderResponder
Más
ABIP USA
mostrar detalles 07:24 (hace 16 horas)

Estimado Sr. Artalejo,

Ahora acabo de leer su extraordinario artículo, el cual esta muy bien razonado, directo y al grano.

Yo concuerdo con su opinión.  Es una questión de sentido comun, el cual se ha ido perdiendo por tantas décadas de profesores Marxistas controlando la educación (adoctrinación política) en todos los niveles escolásticos, al igual que de la prensa liberal norteamericana que se ha dedicado de desinformar para poder llevar a cabo su agenda politica.

Es por eso que NBC, MSNBC, ABC, CBS, PBS, CNN, sus afiliados locales, etc., apoyan y protegen al regimen del "transparente" Barrack Hussein Obama.  Finalmente tienen al hombre que soñaban en la Casa Blanca para acabar con el capitalismo y "construir" el destructor socialismo.  No debemos olvidar que el santísimo y venerado, Walter Cronkite, era partidario de un solo gobierno mundial, socialista-comunista-fascista sin dudas, porque eso no se puede imponer "por las buenas."

La participación del mundo académico y de la prensa liberal en esta encomienda ha ganado la guerra cultural creando una población ignorante de muchas cosas vitales para la formación de un ciudadano cívico y responsable.

Tampoco podemos olvidar que parte de este plan ha sido la infiltracion de muchas religiones.  O sea, que han sabido llevar a cabalidad este proceso para cumplir su objetivo durmiendo y neutralizando a la poblacion para que esta caiga mancita en la trampa que ya conocemos.

Asi que veremos quien sale ganador en esta batalla entre el dogma que se niega a darse por vencido a pesar de su fracaso total, o el sentido comun, que ya no es tan comun.

Pero debemos seguir nuestra lucha y ser tan fieles a ella como lo son nuestros peores enemigos con su macabro plan.

Con mis mejores deseos de otro que tampoco es economista,

Agustin
**************************************************************************************************************************************************
From: Enrique Artalejo [mailto:eartalejo@bellsouth.net]
Sent: Thursday, July 14, 2011 10:29 PM
To: Undisclosed-Recipient
Subject: Un poco más sobre la economía, por un no economista. Enrique Artalejo


Un poco más sobre la economía,
por un no economista.

Para nadie debe ser noticia, que cuando usted gasta más de lo que gana, tiene solo un par de alternativas.

Ajustar sus gastos a sus ingresos, o pedir prestado para seguir gastando hasta que nadie le preste un centavo más.

¿En que se parece este dilema a lo que está ocurriendo en Washington en estos días, y cuya fecha límite para darle alguna solución, si es que la tiene, es el próximo 2 de agosto?

EE.UU. por muchos años, sobre todo en las Administraciones de los últimos 40 años, ha seguido el mismo patrón que la mayoría de sus ciudadanos.

El llamado “Sueño Americano”, tener un trabajo seguro, comprar una casa y tenerla pagada cuando llegue la edad de retiro y poderlo disfrutar con tranquilidad, ha sido ¨descarrilado¨ por no llamarlo de otro modo.

Por los pasados años el mensaje se distorsionó.  Compre su casa, aunque no pueda pagarla, y mientras más grande mejor. 

Las casas con un  par de habitaciones y un solo baño, que conocimos en la década del 60, pasaron a la historia.  Y tenerlas pagada… no, eso no es necesario.  Aquí nadie tiene su casa pagada. El mensaje moderno es diferente.  Si tienes “equity”, valor acumulado en tu casa por los años viviéndola y pagándola, pues hay que usarlo.  Eso es dinero muerto.
Para eso se crearon los llamados “Equity Line”, préstamo para hacerle “mejoras” a tu casa, o para darte ese gusto tan anhelado de comprarte un bote, una jirafa, o irte a pasear por donde te plazca.

Total, si la casa nunca va a ser tuya, aunque siempre tendrás que vivir en una, hasta que te mueras. ¿Qué no te vas a retirar? Bueno, puede que la salud u otros te retiren, así que prepárate para seguir pagando hipoteca o renta, para el resto de tus días. 

¿Y el sueño americano? 

Eso es cosa de viejos.  El de los “progresistas” o el de algún que otro viejo verde también, es diferente, mucho más “moderno”.

No olvidemos que en los últimos años de la pirámide del Real Estate, muchos, demasiados, aprovecharon ese desenfreno artificial en la valoración de las propiedades, para tomar préstamos y seguir con la aventura, hasta que la pirámide se desmoronó.

Como en todas las pirámides, a los últimos que entraron se les derrumbó encima el mundo mágico, pero no el de Disney, sino el de la ambición irresponsable, patrocinada por la no menos irresponsabilidad, compartida por los Bancos y el gobierno a todos sus niveles.

La realidad es que la pirámide creada por todas las Administraciones, sobre todo en los pasados 40 años, ha hecho crisis.  Y hoy, la de turno, se enfrenta a los mismos problemas creados por esa irresponsabilidad colectiva. 

Los que integran el gobierno, no llegaron de la Luna ni en el primero ni en el último trasbordador que ha viajado al espacio, sino son producto de la misma sociedad de consumo estimulada irracionalmente, por tantos años.

Terminado el “caso” de Cindy Anthony y el pobre destino del asesinato de su angelito Caylee; del que aprendimos una gran lección. Si Ud le miente 4 veces a la policía puede ser condenado a 4 años en prisión.
Pero si le miente a toda la nación en la TV, no pasa un solo día ni en una estación de bomberos.

Pregúntenselo a Bill Clinton. Recuerdan aquello de “Yo no he tenido nada que ver… con esa mujer”.  Los llamados movimientos “feministas” demostraron ser todos unos… “progresistas”, ninguno defendió a Mónica y ni siquiera le pago el lavado de su famoso vestido.

Pero bueno, terminado éste caso que acaparó la atención nacional, la frase más repetida en los medios, y la que seguiremos escuchando a diario, por los próximos días será,  “hay que subir el ceiling… o no”.

Al presidente Obama le han salido más canas en dos años, que a Clinton y a Bush en los 8 de sus respectivos mandatos.  Una cosa es con guitarra-progresista y otra con violín, al duro y sin careta.

Decir que hay que subir el techo, es más sutil y metafórico que  gritar, tenemos que seguir endeudándonos todos. Los vivos aún… y endeudar más a las futuras generaciones, y la única opción que tenemos, según el “progre” Barack Hussein Obama es, que se lo permitan.

El escenario no es nada agradable ni prometedor para nadie, y en cualquiera de las opciones, hay que bailar con la más fea, la realidad.

El ciudadano promedio, que ha seguido el mismo ritmo de la nación, tiene las mismas alternativas cuando llega al límite de sus posibilidades.

Si no ajusta a tiempo sus gastos, al nivel de sus ingresos y por el contrario sigue pidiendo prestado (léase tarjetas de crédito, hipotecas etc.) al final del camino tiene pocas opciones.

Dejar de pagar alguna de ellas o todas e irse a la bancarrota.

Lo más común en estos días, es no pagar la hipoteca, ya que es el pago mensual mayor.  Debe más de lo que vale la propiedad y el gobierno, tan irresponsable como el que más, lo ha patrocinado.

“Ajuste de Hipotecas”, “Short Sales”. Ambos simplemente quieren decir: Si compró una propiedad en 100, hoy vale 50 y la diferencia no la quiero pagar, pues “que la pague otro, que la pague el viento, o que la pague Lola con su movimiento”.

¿Quién? ¿Los Bancos, o sus accionistas? ¿El Gobierno?  
¿Y quién es el Gobierno?
Pero si el gobierno solo genera ingresos, con los impuestos que pagamos usted, yo y sus vecinos.  

¿Quién la va a pagar realmente?

¿Qué usted no es irresponsable, que paga su hipoteca, que no gasta más de lo que gana?

Amigo, bienvenido a los de otro planeta.  Para el gobierno eso no tiene la menor importancia, y prepárese, porque usted también es responsable del “progreso” de la irresponsabilidad “progresista”.

En el panorama solo veo tres escenarios posibles.

1) Se complace al “progresista” Presidente, le suben el techo, no le cortan mucho el gasto y también se complace a los Republicanos… no se suben los impuestos.

Resultado: Hay que super endeudarse más, si se puede, para seguir la “Vida Loca” por un tiempo más.  Por ejemplo hasta que pasen las elecciones del 2012, y el que salga electo o reelecto, que siga cargando con el muerto, también mientras pueda.   Recuerdan aquello de “ese muerto no lo cargo yo, que lo cargue el que lo mató”.

¿Y el Obamacare?  Ah… yo no sé no. ¿En el limbo..no?
En las Cortes del Rey Arturo… despacito y sin apuro!!!

2) Otra posibilidad. No suben el “techo”, no suben los impuestos y hay que bajar los gastos y es ya.

Para la Administración actual, yi para ninguna, es una opción políticamente aceptable.  La explosión se escuchará a los cuatro vientos.  La Administración Obama entrará en pánico total. 

El recorte de los gastos tendrá que llegar hasta donde el jején puso un huevo. 
Wall Street grita. La enorme deuda no hay con que pagarla, suben los intereses y el mercado bursátil cae en picada y se agota el “acetaminophen” en las farmacias, para los dolores fuertes de cabeza, y algunos recurren al “ibuprofen” para la inflamación.

La mayoría de los ciudadanos están de acuerdo en que hay que rebajar los gastos.  Pero, siempre y cuando no me toquen a mí y a mis “programas” tan importantes.  ¿Que pretenden? Cortarme el Medicaid y los sellos de alimento y que me vaya a recoger tomates, ese… ese trabajo es para los ilegales, para eso tenemos 11 millones de ellos en el limbo de la cacareada y engavetada reforma de la ley de inmigración, no para mí.

El desempleo en el mes de Junio es de 9.2%, el mayor del año, más de 14 millón de trabajadores están parados, cobrando muchos de ellos un cheque de desempleo, algunos hasta por 99 meses.

En la Florida con el cierre del programa espacial de la NASA, que le entrega el espacio a Rusia en bandeja de plata, quedarán desempleados más de 48 mil trabajadores, que ganan en promedio unos $70 mil dólares anuales y me imagino que en Houston, Texas, el otro cuarto se alquila.

La Administración del Obamacare  tendrá que recortar más salarios, tirar al mar el famoso barril sin fondo de “tocino”,  recortar el mantengo de los “zares”, las vacaciones de Michelle y por supuesto, ante todo, los programas para los de la tercera, cuarta o quinta edad. 

Los gritos se oyen desde las guarderías infantiles, y hasta de las  tortugas de la Florida, que no sé si ya les han construido sus túneles o no.

Desde luego el Sr. Obama, necesitará recoger…  mucho más del billón de dólares proyectado, para tratar de reelegirse, mientras comienza por recortar los programas más populares, para dirigir la crisis “electoral” digo económica… hacia la cancha contraria. 

Pero con ésta opción, le pueden ir redactando su “epitafio”.  
El único contento lo será Jimmy Carter, que le enviará, por correos para ayudarlos también en su crisis, el trofeo que guarda desde 1980, con la leyenda que dice. “Al peor Presidente de EE.UU., hasta la fecha 1976-1980”.  Con nueva plaquita y nueva data 2008-2012.

3) Más seria y tal vez la más razonable.  Se acabó la Vida Loca para todo mundo. Pero de música de fondo prefiero aquella que dice: Bájate de esa nube y ven aquí a la realidad.

Comenzando el gobierno por dar el ejemplo. Y cuando digo el gobierno me refiero a todos los que dicen que trabajan para el gobierno y que en realidad trabajan para el pueblo, que es el que les paga.

No hay vencedores ni vencidos, el único ganador va a ser el país y las futuras generaciones.  Hay un plan que dice que ahorra 2.5 trillones en 10 años.  ¿Por qué no analizarlo?

Los que inflaron salarios y gastos, en el período de la pirámide de la vivienda, es hora de recular, en silencio y sin chistar.

Desde luego, la recuperación económica del país, es la única formula sólida y duradera, junto con el ahorro fiscal para regresar al camino que nunca se debió abandonar. 

Pero para ello, es imprescindible que los ciudadanos recuperen la cordura y la confianza en el gobierno, a todos los niveles, y la historia ha demostrado, que solo el respeto y el respaldo a la libre empresa, produce esa recuperación y crea empleos, que con sus impuestos le permite al gobierno, operar aquellos programas necesarios, para el mejor futuro de la sociedad dentro de los parámetros que esos ingresos y solo esos, se lo permitan.

¿En que país del planeta, el llamado socialismo ha representado progreso?

Desde luego, con un socialista, enemigo de la libre empresa en la Casa Blanca, esto es solo un sueño del comienzo del verano, que se vislumbra caliente, muy caliente. 

Por el momento, los inversionistas, los empresarios, los fabricantes hasta de alfileres, todos los que crean trabajos aquí, no en China, y pagan impuestos, están invernando.

Al cierre de ésta nota, una encuesta dice que el 79% de pueblo norteamericano está en contra de subir el “techo” de la deuda.

Entrevistado al respecto el Presidente Obama, ha declarado que el pueblo no entiende la importancia de subirlo, “solo los políticos profesionales” como él, lo entienden.

No será precisamente, que los que han hecho de la política no un servicio público sino una profesión, son precisamente los que han llevado a EE.UU. al borde del abismo.

Enrique Artalejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario