LA RAZÓN DE UN NUEVO BLOG DE GESTIÓN CULTURAL

Ante la avalancha de información cultural noticiosa que recibimos diariamente gracias a la colaboración que me proporciona Arturo Álvarez D'Armas, poeta, fotógrafo y promotor cultural venezolano, así como otros valiosos amigos colaboradores, hemos decidido abrir un nuevo blog de promoción y gestión cultural. Sean bienvenidos todos los amigos interesados en promover la cultura y el arte en general. Pueden enviarnos sus colaboraciones, las cuales subiremos a este blog como entradas tan pronto como las recibamos. Quienes deseen colaborar pueden dirigirnos sus trabajos a nuestro correo personal: renedayre@gmail.com René Dayre Abella. Autor y promotor cultural.

sábado, 12 de noviembre de 2011

ÉTICA CIBERNÉTICA Baltasar Santiago Martín TOMADO DE: REVISTA FREE LANCE CUBANA VOCES

baltasar santiago martín
ÉTICA CIBERNÉTICA:
como la palabra de marras termina ca-sualmente en “-ética”, comien-zo “jugando” con lo que debía estar implícito en su ejercicio, pero que, desafortunadamen-te, a veces brilla por su ausencia en algunos blogs cubanos, que se disputan el adjetivo “chancletero” entre sí (y al que le sirva el atuendo, que lo modele en la pasarela).
Iré al grano, sin mentar santos pero sí sus “milagros”.
He notado una tendencia muy marcada en determinados blogs cubanos —de autores anónimos para remachar el clavo, y en otros pocos que lo hacen a cara descubierta— de utilizar la gordura, la raza, la vejez, la fealdad, la calvicie, la preferencia sexual o la constitución física para denigrar a quien piensa u obra diferente a ellos, y no sólo de los autores de estos “chusmiblogs”, sino también de sus comentaristas.
Hubiera preferido no hacerlo, pero considero inevitable poner como ejemplo un post sobre la visita de Michelle Obama a una escuela, donde algunos comentaristas la llamaron “mona” y “fea”, entre otras lindezas por el estilo, sin que la dueña del blog los moderara o suprimiera.
También está el uso de los adjetivos “ojúo” y “enclenque” para descalificar a Guillermo Fariñas durante su huelga
de hambre.
A Alicia Alonso le han dicho “bruja”, “fea” y “cagalitro-sa”, como si envejecer fuera un delito y la fealdad una decisión propia, indepen-dientemente de que Alicia se ve muy bien para su edad.
Debería existir un código de ética cibernética para educar y disuadir —nunca prohibir, ni censurar— el uso de estos improperios de tan mal gusto contra las personas que piensan y/o actúan diferente al articulista o comen-tarista bloguístico, ya que ni la gordu-ra, la fealdad, la calvicie, ni la ve-jez, repito, son cualidades morales con que se deba descalificar a nadie.
De regreso a algo que mencioné sin profundizar, el anonimato —aun-que generalmente aceptado—, me parece también algo poco ético, pues el que se escuda tras él —o tras un seudónimo o apodo— no tiene el valor de escribir a cara descubierta lo que piensa, por temor a las consecuencias; de igual modo, esos blogs de los que se desconoce su verdadera autoría, como ahora Cuba Inmersa y antes el difunto Tiro fijo, de triste recordación, no contribuyen a crear un ambiente sano, de respetuosa confrontación, entre los blogueros cubanos.

De veras que hago un llamado a todas estas ovejas y ovejos descarriados a que regresen a la cordura —sin que se conviertan en corderos— y paren de descalificar así a los que, por causas ajenas a su voluntad, están o son gordos, feos, viejos, enclenques, “ojúos”, “pájaros”, pero son, están y cabalgan, mi Sancho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada