LA RAZÓN DE UN NUEVO BLOG DE GESTIÓN CULTURAL

Ante la avalancha de información cultural noticiosa que recibimos diariamente gracias a la colaboración que me proporciona Arturo Álvarez D'Armas, poeta, fotógrafo y promotor cultural venezolano, así como otros valiosos amigos colaboradores, hemos decidido abrir un nuevo blog de promoción y gestión cultural. Sean bienvenidos todos los amigos interesados en promover la cultura y el arte en general. Pueden enviarnos sus colaboraciones, las cuales subiremos a este blog como entradas tan pronto como las recibamos. Quienes deseen colaborar pueden dirigirnos sus trabajos a nuestro correo personal: renedayre@gmail.com René Dayre Abella. Autor y promotor cultural.

domingo, 6 de noviembre de 2011

RESEÑA DEL LIBRO PUEBLOS CAUTIVOS DENTRO DE LA ISLA CAUTIVA POR BELKIS CUZA MALÉ EN EL NUEVO HERALD


Publicado el domingo, 11.06.11

PUEBLOS CAUTIVOS DENTRO DE LA ISLA CAUTIVA

 
 

 
 

BELKIS CUZA MALÉ

ESPECIAL/EL NUEVO HERALD

La lucha de los alzados del Escambray, en la zona más montañosa de Cuba, y que el Gobierno intentó desprestigiar desde sus inicios llamándolos “bandidos”, fue no sólo cruenta sino objeto de la absoluta manipulación de la tiranía. Desde sus comienzos se quiso tergiversar los móviles de los alzados, simples campesinos (muchos sin tierras, ni recursos) que se oponían con clara y profética razón al comunismo.
En medio del entusiasmo popular que el incipiente triunfo de la Revolución despertó en todos los sectores de la nación, estos hombres (y mujeres) reaccionaron pronto y decidieron abrir un frente de lucha en El Escambray. La respuesta no se hizo esperar: el Gobierno los combatió a sangre y fuego, y los capturados en combate fueron fusilados tras juicios sumarios donde no había posibilidad de defensa. Otros fueron encarcelados y los habitantes de la zona, sometidos a cruel vigilancia. De ahí se les trasladó a la fuerza, en su mayoría, a Pinar del Río, donde se crearon estos pueblos cautivos y “fantasmas”, de los que el cubano de a pie ignoraba y sigue ignorando todo.
Aquí, ahora, tenemos la posibilidad de saber la verdad, toda la verdad, por boca de sus víctimas (al menos de algunas, otras han muerto en cautiverio). Cuba, desplazados y pueblos cautivos(Ediciones Universal, Miami), un libro testimonio, escrito por Pedro Corzo, Idolidia Darias y Amado Rodríguez es un tesoro de información sobre lo que pasó en El Escambray en esas dos primeras décadas de gobierno comunista. Cuál fue la participación real de estas personas en la guerra del Escambray, cómo y por qué fueron obligados a desplazarse hacia regiones de Pinar del Rio, Oriente, y muchos de sus hijos llevados a escuelas en la zona de Miramar, en La Habana, donde se les adoctrinaba, eliminando así la posibilidad de que se conviritieran en el futuro en enemigos del régimen.
El prólogo del lúcido historiador Marco Antonio Ramos, certero, y pieza introductoria a este extraordinario libro de testimonio, señala, la clave que lo diferencia de mucho de lo que se escribe a veces sobre estos temas, con las mejores intenciones, pero el peor resultado: “Este libro, trabajo de investigación, verdadero esfuerzo de documentación y exposición, es un aporte a la mejor comprensión del proceso cubano contemporáneo. Su tratamiento puede considerarse como adecuado. Sobresale en sus páginas la ausencia de exageración como en algunos relatos a los que hemos tenido acceso a través de las décadas. Su contenido sirve también para describir incidentes y cuestiones de resistencia y represión, pero se caracteriza por cumplir lo ofrecido en su título, lo cual no siempre sucede en labores de ese tipo”.
Dividido en varios capítulos: La guerrilla rural contra el totalitarismoCampesinos e insurgencia;Restricciones a los campesinos y campos de concentraciónDesplazamientosPueblos cautivos;TestimoniosLos cautivosLas madresLos niños cautivosDesplazados hacia Oriente.
Cuba, desplazados y pueblos cautivos, sobrecoge no sólo por lo que cuenta, sino por la opresión mental en que se ha encontrado hasta ahora el pueblo de Cuba, ignorante de la realidad, y de la historia de esta parte sufrida de la población.
Por fortuna, el Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo, con sede en Miami, ha rescatado las voces de estos hombres, mujeres y niños del olvido más infame, y los ha sacado a la luz para que todos los conozcamos. Son ellos parte importante de ese pueblo que en su totalidad, como población civil, sigue estando cautiva bajo la tiranía. Para terminar, que sea la voz de Pilar Barroso, una de las víctimas, que nos cuente: “Años después de que el Gobierno separara centenares de familias, ordenó la construcción de viviendas para que los campesinos pudieran reunirse con sus esposas e hijos (...) con esto consumaban un plan que nunca habían confesado pero que todos conocían aunque nadie hablara de él en público y era sacar de la zona a todas las personas que podían considerarse contrarias al régimen y Gobierno, o que en algún momento de sus vidas habían actuado contra el régimen”.
De modo que con este plan, quisieron poner punto final al espíritu de rebelión que llevó a los campesinos a alzarse: un espíritu preclaro, que aunque en apariencias fue sofocado con sangre, no se ha apagado aún en la isla, y el mejor ejemplo es el fermento disidente que vibra hoy en la sociedad civil cubana.• 
BelkisBell@Aol.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada