LA RAZÓN DE UN NUEVO BLOG DE GESTIÓN CULTURAL

Ante la avalancha de información cultural noticiosa que recibimos diariamente gracias a la colaboración que me proporciona Arturo Álvarez D'Armas, poeta, fotógrafo y promotor cultural venezolano, así como otros valiosos amigos colaboradores, hemos decidido abrir un nuevo blog de promoción y gestión cultural. Sean bienvenidos todos los amigos interesados en promover la cultura y el arte en general. Pueden enviarnos sus colaboraciones, las cuales subiremos a este blog como entradas tan pronto como las recibamos. Quienes deseen colaborar pueden dirigirnos sus trabajos a nuestro correo personal: renedayre@gmail.com René Dayre Abella. Autor y promotor cultural.

jueves, 30 de junio de 2011

Los fatídicos años sesenta en Cuba, en particular el 68 Por Luis de la Paz Diario Las Américas



Los fatídicos años sesenta en Cuba, en particular el 68

Por Luis de la Paz
Diario Las Américas

los-fatidicos-anos-sesenta-en-cuba-en-particular-el-68 
José Lezama Lima y Virgilio Piñera

El 1968 fue uno de los años más nefastos en la historia de Cuba bajo el castrismo. Se emprendió la llamada Ofensiva Revolucionaria, que le dio un tiro de gracia a todo negocio privado... para 43 años después “comprender” que aquello fue un error (sin reconocerlo) y permitir de nuevo que se vendan fritas, maní, el campesino tenga su parcela y produzca, se reparen relojes y se vendan refrescos y café en un pequeño espacio, tal vez, en el mismo sitio donde estuvo enclavado y funcionando prósperamente hasta que fue clausurado tras el discurso del dictador Fidel Castro, donde atacó a los timbiriches y llamó a la Ofensiva Revolucionaria.

El marco de la época era tenebroso. El 1967, Año del Viet-Nam Heroico, con aquello de “crear dos, tres, muchos Viet-Nam, esa es la consigna”, promulgado por el Ché en el tristemente célebre Mensaje a la Tricontinental; el mencionado 1968, Año del Guerrillero Heroico; seguido de 1969, Año del Esfuerzo Decisivo, cuyo esfuerzo y decisión fue sembrar el hambre y la falta de productividad en la isla; el fracasado 1970, Año de los 10 Millones, la inalcanzable zafra azucarera que hundió aún más al país al arrasar campos de viandas y frutas para sembrar caña; y el 1971, Año de la Productividad, o más bien de la cero productividad.

Este período en su conjunto marcó un generalizado desastre en la isla desde el punto de vista social, pero también hubo una agresiva acometida contra la cultura. En el 67, se realizó el Salón de Mayo en el Pabellón Cuba, con la ventana para el exterior que ese evento significó para el cubano, que ya en ese entonces comenzaba a estar encerrado y aislado. En el 68, se desatan los sucesos del Mayo Francés y en agosto ocurre la invasión soviética a Checoslovaquia, aplastando con tanques la esperanza de libertad de los checos. El año 1968 Heberto Padilla gana el Premio UNEAC de Poesía con Fuera del juego, por el que, más tarde, sería encarcelado, humillado, obligado a denunciar a sus compañeros y a retractarse. Virgilio Piñera recibe el Premio Casa de las Américas de Teatro por Dos viejos pánicos. Delfín Prats se alza con el Premio David de Poesía con su libro Lenguaje de mudos. Tres escritores galardonados en distintos certámenes literarios y los tres tienen en común que desde el momento en que fueron premiados, sus vidas cambiaron,
cayó sobre ellos, la aplastante mano de la censura, la persecución y el ostracismo.

Padilla, finalmente se fue de Cuba, herido, arrastrando una carga emocional y una responsabilidad personal por su actitud, de la que nunca se pudo recuperar. Tengo un recuerdo imborrable: Durante la presentación de la edición conmemorativa por el 30 aniversario de Fuera del juego en la Librería Universal, vi a un hombre abatido, incluso temeroso, y esa imagen acude una y otra vez cada vez que evoco al escritor. Por su parte Virgilio Piñera deambulaba por las calles de La Habana esperanzado en que se publicaran sus libros y se le montaran sus obras. Hasta que murió en 1979, su nombre fue borrado de la cultura cubana. Después de su fallecimiento resulta que es “una de la voces mayores de las letras cubanas” y “el máximo dramaturgo del siglo XX en la isla”, según Yaimara Villaverde Mercé, en el periódico Granma. ¿Si es así (como también lo creo) por qué no se le publicó, ni se le llevó a escena durante más de una década? Todo lo contrario, ni una letra se le publicó y ni una letra de su nombre se atrevieron a mencionar los numerosos virgilianos que existen en la actualidad. La primera obra que se le estrenó tras levantársele el veto, Aire frío, fue humillante: fue una puesta para “recaudar fondos para las Milicias de Tropas Territoriales”, encargadas de reprimir y sostener en el poder a la tiranía. Delfín Prats, que Kaloin Santos Cabrera en Juventud Rebelde califica de “poeta mayor”, aún vive en la isla. La primera edición de su libro Lenguaje de mudos, nunca se distribuyó en la isla. El libro fue recogido y los censores de cultura ordenaron hacerlo pulpa. Vi un ejemplar de ese libro en casa de Reinaldo Arenas, una mañana en la que estaba allí Delfín Prats, orgulloso de haber salvado de la hoguera oficial al menos un ejemplar de su obra. Siempre es bueno y una señal de victoria (aunque sea tardía) que al final se reconozca que las víctimas de los desmanes y delirantes decisiones de un dictador y sus secuaces, son los triunfadores.

Lamentablemente las circunstancias políticas en Cuba siguen siendo hoy en día las mismas que en los años sesenta, porque lo que no ha cambiado es la esencia. Se sigue encarcelando a aquellos que disienten con el régimen, se les sigue negando el permiso de salida a quienes discreparan, como Yoani Sánchez y los miembros de la banda Porno para Ricardo, mientras que sus voceros se desplazan libremente por el mundo, incluso ofreciendo lecturas y conciertos en Miami, como Reina María Rodríguez, autora de Hoy habla Fidel, donde dice: “aunque no supiéramos/ qué iba a decirnos/ aunque sólo fuera verlo/ sentirlo detrás de la pantalla/ la casa se acomodaba en silencio/ y las palomas quedaban quietas/ hoy habla Fidel y yo he crecido”, o Pablo Milanés, autor de, entre otras: Yo me quedo, su respuesta a los que se iban por Mariel en 1980, y Canción por la unidad Latinoamericana, cuyo estribillo final dice: “Bolívar lanzó una estrella que junto a Martí brilló,/ Fidel la dignificó para andar por estas tierras”.

Ya sea reciclando a los que con saña reprimió o practicando la necrocultura, para aprovecharse para su propaganda de las figuras que han muerto, la dictadura castrista (y sus cómplices en el marco cultural), serán condenados por la historia, no importa el talento que puedan haber tenido. A Ezra Pound, Knut Hamsun o la Leni Riefenstahl, se les sigue señalando por su apoyo a Hitler. Lo mismo ha ocurrido con los escritores que apoyaron a Stalin y así ocurrirá con quienes han respaldado al castrismo.
La historia es implacable.

sábado, 25 de junio de 2011


COMUNICADO DE PRENSA
Akuara Teatro presenta a

Artefactus Teatro en

OBBA


La agrupación Artefactus Teatro emprende su temporada teatral con el estreno absoluto de Obba, narración poética de la escritora Excilia Saldaña (La Habana, 1946-1999), basada en la leyenda yoruba. El patakin viajó desde la Costa de los Esclavos a la isla de Cuba, salvaguardado en la memoria de aquellos ancianos, hombres, mujeres y niños, brutalmente separados de sus pueblos en África. La historia corrió de boca en boca. De la literatura oral pasó a los registros personales, íntimos, velados. Pero en 1987, Excilia Saldaña publica su Kele Kele (que traducido al castellano equivale a “suavemente” o “suavecito”), donde incluye esta fábula, entre otras de origen lucumí, tratadas en romance y con delicado espíritu lorquiano.     
La obra de la poeta y ensayista Excilia Saldaña ocupa un lugar privilegiado en las letras cubanas, y muy especialmente en la literatura para niños y jóvenes, en la que logró notoriedad con sus libros: Cantos para un mayito y una paloma, La noche, Soñando y viajando, Flor para amar y otros.
La autora recrea el relato de Obba a modo de poema narrativo o prosa poética, donde la deidad yoruba transita desde la infancia hasta la adultez, momento en que despierta su belleza y el interés del padre por celebrar su casamiento. Entre tantos pretendientes será Shangó, rey de Oyó, el elegido por esposo. Juntos descubrirán la ternura en el susurro, el temblor en la caricia y la magia de compartir el amanecer. Luego vendrán los días de trajinar, los días de convivir, los días de Obba dedicada a los quehaceres del castillo y las escaramuzas de Shangó en la guerra. Y llegará el día en que no habrá qué poner a la mesa. Obba hará lo mejor que pueda. Ella, la diosa de ébano, la fiel y feliz esposa, la amante apasionada, la que estuvo antes de que estuvieran todas las cosas, la que germina, la que es arte, teatro, poesía y sombra, la que desconoce la fragilidad del tiempo y la flaqueza del amado.
Así ha sido concebido este espectáculo, con retazos de danza, de gestos, palabras, símbolos y metáforas. El texto poético de Saldaña encuentra su voz y movimiento en la actriz Oneysis Valido. La puesta, pletórica de luz, música e imágenes, es labor de Eddy Díaz Souza. El equipo artístico y técnico está compuesto de talentosos creadores: Adela Prado en el maquillaje, Joms Higuerey en el diseño y realización de títeres, Manolo en la elaboración de trajes y escenografía, Nelson Jiménez en la musicalización y en la iluminación Mario García Joya, Elena Montes de Oca y Rolando Germán Santini. En la producción ejecutiva: Oneysis Valido, Carlos Arteaga y Díaz Souza.      
Obba se estará presentado del 17 de junio al 3 de julio en la sala Avellaneda, sede de la agrupación Akuara Teatro, ubicada en el Bird Road Art District. 4599 SW. 75 Ave. Miami Fl. 33155.
Funciones viernes y sábados, 8:30 p.m. Domingos, 4:00 p.m. Boletos para estudiantes y adultos mayores: $10.00. Entrada general: $15.00.
Información y reservaciones: 786. 853 1283 y 786. 704 5715.

miércoles, 22 de junio de 2011

Havanafama
HAVANAFAMA continúa presentando:
DULCES COMPAÑÍAS en nuevo horario,
Viernes 8:30 PM (SOLAMENTE)

  
  
HAVANAFAMA nos sorprende una vez más con la puesta en escena de una obra intensa, descarnada, veraz, osada y dramatúrgicamente impactante: "Dulces compañías". 
 
Precio: Viernes $ 20  
En la foto, Isaniel Rojas y Myriam Amanda en una de las escenas de la obra.
Dennis Mencia e Isaniel Rojas.
Acción, suspenso y pasión.
Ver "Dulce compañías" es ver buen teatro de la pluma de un experimentado dramaturgo, un consumado director y un elenco de ligas mayores.  Ver esta obra es sentir ebullición interna y volver a enamorarse de la magia indiscutible del teatro.  (Julie De Grandy)  


HAVANAFAMA TEATRO ESTUDO, 752 SW 10 AVE MIAMI. Para información o reservaciones (786) 319-1716. 



 

viernes, 17 de junio de 2011

Queridos amigos todos:
 
como me resulta difícil responderles a cada uno de ustedes, que me han enviado mensajes de felicitación y pensamientos de amor, he preferido hacerlo copiando aquí mi poema inédito "Mi mesa".  En esta mesa comencé a diseñar Linden Lane Magazine en 1982, pero ya estaba conmigo desde el año anterior cuando nos mudamos a Princeton, NJ. Si mal no recuerdo la construyó el señor LaPlaca, un italiano que por entonces era el dueño de la casa donde primero vivimos en Princeton.
 
Leí este poema la noche del 15 de junio, cuando me entregaron las llaves de la ciudad de Miami. 
Ojalá les guste. Lleva un mensaje de agradecimiento y de amor para cada uno de ustedes.
 
Con bendiciones para todos por ser tan generosos y lindos,
 
Belkis
 
 Mi mesa
                      Para Manny, que sintió su energía
             
A esta mesa se han sentado músicos, poetas y locos,
amigos y enemigos,
y hasta un demonio.
A esta mesa se ha sentado mi amor durante treinta años,
y mi madre, silenciosa y tierna, ida.
Se han sentado mis hijos,
mis nietos, mis bisnietos
 
Las manos que cortaron el cedro
para construirla
nunca sospecharon cuántas vueltas daría mi mesa,
cuántas idas y venidas,
cuántos paisajes contemplados,
cuántas caricias, cuántas huellas grabadas allí  
tras robarle un poco de su emergía secreta.
 
Llena de la belleza
de lo que no necesita máscaras,
como los árboles,
lo ha visto y oído todo: el amor, la amistad,
la traición, las conversaciones más acaloradas
y las más vanales.
Las risas y el llanto.
Y no han faltado maldiciones ni bendiciones.
Pero fiel a mí, endurecida por los años,
arañadas sus patas por mis gatos,
sabe que es mi única compañía
junto al perro de turno.   
Ella también los ha visto morir
uno a uno y ha llorado conmigo
cuando la muerte los ha borrado
de mi lado.
 
A esta mesa se han sentado mis fantasmas,
y mis antepasados,
sobre todo en las tardes del rancho,
cuando yacía silenciosa en el granero,
junto a los establos.
.
A esta mesa
se ha sentado Jesús para repartir el pan a sus discípulos.
No es la mesa de la ültima Cena,
pero sí de la próxima
cuando regrese de nuevo triunfal.
y nos ofrezca su caliz glorioso.
 
Los invito a mi mesa.
 
                                                Belkis Cuza Malé
                                                (de mi libro inédito Los Salmos de la Reina de Saba)

jueves, 16 de junio de 2011

Full conference agenda: 

June 28 at the National Press Club in the Holeman Lounge from 10-4 p.m.
-------------
A light lunch and refreshments will be served. 
Free and open to the public and the press
Former FBI Agent Rick Hahn on “Why Eric Holder Must Go”

Richard “Rick” Hahn retired from the FBI after a distinguished career that spanned 32 years. He retired in 1999 from the position of Senior Supervisory Agent of the FBI office in Long Beach, California. As an Agent he specialized in investigations of domestic and international terrorist organizations. He organized multi-agencytask forces which brought about the arrest and prosecution of terrorists. He also led a landmark investigation that that located and penetrated the first active terrorist safe house ever found in America. In 1984 he was the recipient of the Attorney General’s Distinguished Service Award for his work in counter-terrorism. He is also the author of the book American Terrorists The True Story of The FALN, America’s Most Prolific Terror Group, which is pending publication.


“Castro’s Terror Plots and Agents of Influence in the U.S.”
Humberto Fontova is a well-known author and writer who was born in Havana, Cuba, but grew up in New Orleans. He graduated from the University of New Orleans with a degree in Political Science. He received his Masters Degree from Tulane University in Latin American Studies. In 2005, he released his third book which is a departure from his earlier writings into a more political genre, Fidel: Hollywood's Favorite Tyrant. In early 2007, his 4th book was released. Exposing the Real Che Guevara and the Useful Idiots who Idolize Him.

The first 50 to register and attend receive a free copy of Humberto Fontova’s book, Fidel: Hollywood's Favorite Tyrant,
and the DVD film, “Che: The Other Side of an Icon,”
produced by Agustin Blazquez
Contacts:
To register please call Phil Kent  (404) 226-3549  philkent@philkent.com
For additional information, please contact Cliff Kincaid 443-964-8208 Kincaid@comcast.net  www.usasurvival.org

martes, 14 de junio de 2011

Se fue el hombre de valores
 El escritor Oscar Sambrano Urdaneta falleció este martes de una patología cardiaca
Se fue el hombre de Valores
El escritor Oscar Sambrano Urdaneta falleció este martes de una patología cardiaca
 
Este martes en la madrugada falleció el poeta venezolao Oscar Sambrano Urdaneta, quien hasta el 2009 dirigió  la Academia Venezolana de la Lengua.
Sambrano Urdaneta pasó los últimos años de su vida luchando contra afecciones cardíacas.
La información de su deceso la dio el profesor de la Escuela de Letras de la Ucab y presidente de la Academia Venezolana de la Lengua, Francisco Javier Pérez.
Mediante un comunicado, el Círculo de Escritores de Venezuela destaca su gran trayectoria de escritor, ensayista y crítico literario de Boconó (1929), quien se especializó en la vida y obra de Andrés Bello.
Estudió en el Instituto Pedagógico Nacional y la Universidad Central de Venezuela, donde se graduó como Doctor en Literatura y en ambas se desempeñó como profesor durante varios años.
Perteneció al Círculo de Escritores de Venezuela como Miembro Emérito e integrante del Consejo Consultivo. En 1940 fue designado miembro del grupo encargado de la selección de las obras completas de Andrés Bello.
Su pasión por la obra de Bello lo llevó a dirigir La Casa de Bello Fundación (Andrés Bello Instituto) y también fue jefe de redacción de la Revista Nacional de Cultura (1959-1963) y director de colecciones como la Biblioteca Popular Venezolana y el Tricolor.
En 1978 obtuvo el Premio Municipal de Literatura con la obra Poesía contemporánea de Venezuela y seis años después, fue designado Individuo de número de la Academia Venezolana de la Lengua.
Su prestigio no sólo se quedó en el ámbito nacional pues fue designado miembro horario del Instituto Caro y Cuervo de Bogotá.
Desde 1994 a 1999 fue presidente del Consejo Nacional de la Cultura (Conac), y en 2003 fue miembro de la Comisión de Homenaje a Andrés Eloy Blanco.
Desde el 2006 fue director cultural del programa de televisión Valores, transmitido por Vale TV.

lunes, 13 de junio de 2011

Queremos tanto a Julio Por: Juan Cruz TOMADO DE: ELPAÍS.com

 

TRIBUNA: JUAN CRUZ

Queremos tanto a Julio

Cortázar tenía 70 años cuando murió en París, en febrero de 1984, aunque parecía que iba a ser eterno. Las cartas de sus últimos años son un autorretrato de su época, el intento de un abrazo latinoamericano

JUAN CRUZ 13/01/2011
Vota
Resultado Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible 86 votos
Imprimir Enviar
 
Hay que repasar las cartas del último periodo de la vida de Julio Cortázar para entender de nuevo por qué se le quería tanto. En la vida y en la literatura.

La noticia en otros webs

Había viajado a París para hacerse un escritor y se hizo entonces un latinoamericano
El 'caso Padilla' fue un latigazo que dividió al mundo en dos partes difícilmente conciliables
En esas cartas, que editó su primera mujer, Aurora Bernárdez, está la crónica más completa de su vida; que un hombre tan privado contara tanto de lo que le sucedía, muestra hasta qué punto quiso ser abrazado y entendido incluso cuando más distante se mostraba respecto al recuento de sus propias vicisitudes.
De su intimidad dice poco, pero de su dolor dice muchísimo. Leí ahora otra vez esas cartas; tras esa lectura, como el pago de una deuda que uno tiene con quien le regaló un tesoro, anidó en mí un afecto muy especial por el hombre, esa persona que disimuló sus tormentos a veces con altivez y a veces con una timidez que le atosigaría toda la vida.
En estas cartas estallan todos los conflictos literarios y políticos que acuciaron la vida de Cortázar en una época crucial del devenir latinoamericano. Digamos que el autor de Rayuela, que había viajado a París para hacerse un escritor, se hizo entonces, y rabiosamente, un latinoamericano, con todas sus contradicciones.
Hubo varios detonantes. El más doloroso fue el caso Heberto Padilla, tras la detención y la confesión obligatoria y que convirtieron al poeta en un elemento central de la perplejidad con que la intelectualidad latinoamericana y española (y mundial) acogió los métodos del castrismo para tratar a aquellos que se apartaran del redil. Cortázar firmó una primera carta reclamando información a Fidel Castro acerca de este episodio que iba a ser tan pegajoso después. La reacción de la dictadura fue alevosa; Castro arremetió contra esos intelectuales que pedían cuentas. Y Cortázar no se esperaba esa reacción altamente intimidatoria. Hasta el punto de que reclamó más detalles a Roberto Fernández Retamar y a Haydée Santamaría, que eran guardianes intelectuales de Casa de las Américas.
La lectura de las cartas que Cortázar escribió durante ese volcán, que tuvo su epicentro en 1970, produce hoy muchísimo dolor; en primer lugar, porque apunta a un periodo en el que muchos vivimos las contradicciones derivadas de nuestra propia relación con la Revolución. Aquello fue un latigazo que dividió el mundo en dos partes difícilmente conciliables: los que consideraban, como Fidel, que fuera de la Revolución nada estaba permitido y los que creían que la Revolución había roto su compromiso con lo que de ejercicio de la libertad hay en la cultura.
Aquel periodo dejó muchísimas heridas, que aún siguen abiertas. Cortázar aceptó que para la Revolución era complicado aceptar a los disconformes, siguió pidiendo información sobre lo que sucedía, pero, a juzgar por su actitud que en las cartas queda explícita, aceptó lo que le decían sus queridos amigos Haydée (a quien empezó tratando de usted hasta que, para gran regocijo suyo, se tutearon) y Roberto. A veces en esa relación con Cuba hubo tropezones, y a veces Cortázar se encrespó, pero volvió pronto a sosegarse. El sosiego no podía ser completo, claro, porque como resultado de esas escaramuzas había arañado relaciones o sentimientos que para él eran claves, como escritor y como ser humano. Por ejemplo, Mario Vargas Llosa. Ya forma parte de la historia, pero en aquel momento la historia era explosiva. Vargas Llosa, como otros intelectuales y escritores hispanoamericanos, habían declarado su ruptura con el castrismo, se cruzaron cartas, y Cortázar se quedó en el lado de allá, en el lado de Cuba. Son muy conmovedoras las cartas de reencuentro, aunque sutiles; reconstruyen la relación familiar (a los hijos de Patricia y de Mario Julio los llamaba "sobrinos"), y volvió esa familiaridad a marcar la vida epistolar. Se palpa en algunos párrafos la incomodidad habida, al menos en el lado de Cortázar, que es el que conocemos, pero se advierte en esos filamentos sentimentales que dominan su correspondencia cuánto le importaba que una riña de carácter político rompiera el espejo de viejas amistades.
Eran fechas decisivas; Julio Cortázar era ya el novelista de Rayuela, una novela que fue nuestro regocijo y que marcó su relación con miles de lectores, aunque no toda su obra posterior, que en algún momento decidió marcar con la impronta de sus compromisos. Aquel suceso cubano, se ve en las cartas, marcó su manera de relacionarse con la realidad latinoamericana, apostó por sus revoluciones y por sus guerras populares, y, sobre todo, a favor de la Revolución sandinista. En la correspondencia que tiene con Mario Muchnik, su editor, y con otros amigos de la época, está claro que quiere luchar por Nicaragua, como símbolo de su compromiso con el continente del que partió un día para ser el escritor que ya era. Le dolían entonces, y le dolerían aún más luego, los lugares comunes que se lanzaron en Argentina (sobre todo en la Argentina de los militares) sobre su supuesta lejanía civil de los problemas que acaecían en su país y en otros sitios de aquel continente; que Francia (François Mitterrand) le concediera el pasaporte francés, después de tantos años en ese suelo, fue tachado allí como una traición, y Cortázar vivió esa denuncia como una de las heridas difíciles de su existencia.
La sombra militar que cayó sobre Chile, su separación (que en las cartas se adivina traumática) de su esposa Ugné Kurvelis (que por un tiempo seguiría siendo su agente) y el ir y venir constante de Europa a América, para defender a los nicaragüenses, para visitar a los cubanos y para expresar su solidaridad con los chilenos que sufrían, en el exilio o en el interior, la dictadura de Pinochet, marcaron su actitud y limitaron su tiempo para dedicarse de veras a la literatura. Lo dice, es un elemento principal de las cartas: no tengo tiempo, me voy de viaje, sufro por ello. Su militancia política fue el eje de esos años; su desamor, es decir, su ruptura sentimental con Kurvelis, ensombreció también su ánimo. Hasta que verdaderamente apareció una luz en el camino, Carol Dunlop.
Esta joven canadiense, escritora cuya literatura él mimó como la mimó a ella misma, le devolvió a Julio Cortázar la sensación que desprendía sus libros míticos, como La vuelta al día en ochenta mundos o Rayuela, que eran artefactos en los que estaba él todo el rato tratando de sobrevivir alegre en medio de una cultura que le desbordó y a veces le ahogó en una gozosa inventiva. Carol le devolvió a ese universo; en medio de padecimientos que los aquejaron sucesivamente, y que en ambos casos fueron de origen misterioso y abrupto, inventaron un viaje que iba a simbolizar ese regreso de Cortázar a una intimidad narrativa que dejaba atrás el compromiso político como eje singular de su vida. Seguía comprometido, ahora sobre todo con los chilenos y con los nicaragüenses, pero quería emprender un viaje que era un juego.
La correspondencia de entonces, que precede a la muerte de Carol y que precede también a la otra desgracia de su muerte, es como una larga carta de amistad a todos aquellos que le acompañaron a lo largo de más de medio siglo. Extrañado del infortunio, seguía jugando. Le había ganado la pelea, pero seguía adicto al juego, con América en el corazón cansado. En la última carta le dice a su amigo Jean Andreu, el 28 de diciembre de 1983, un mes y pico antes de morir: "Sigo enfermo y no puedo escribirte largo. Te agradezco tus páginas sobre lo que viste en la Argentina. [...] Pienso volver en marzo y quedarme dos meses para ir un poco al interior. Me reciben con mucho amor y no se enojaron por lo que dije en las entrevistas. Se creen ya en democracia los ilusos; les insistí en que ahora había que edificar la democracia, y no sobre una base paternalista y piramidal, Alfonsín reemplazando a Perón el mito. ¿Serán capaces? Ojalá, ¡pero cuántos chantas hay por allá! Esperemos y peleemos".
Esperar y pelear; su esperanza cayó en la casilla vacía. Las cartas te llevan a quererle más porque sus saltos desolados son, vistos en perspectiva, los que también vivió su turbulenta, rara, ilusionadísima época.

sábado, 11 de junio de 2011

Hoy en 1890 nace el más sombrío poeta venezolano

Habrá de afirmar este autor que el contexto artístico e intelectual venezolano es mediocre, retórico y conformista, apegado a formas estéticas degradadas.

Habrá de transcurrir casi medio siglo para que se le reconozca como uno de los poetas más originales y avanzados de siglo XX venezolano.

(Caracas, 09 junio – Noticias24).- Si hay algo que se pueda decir de José Antonio Ramos Sucre, es que fue un genio, torturado por su tiempo y encerrado en sí mismo. Este genio de las letras venezolanas, prácticamente desconocido en nuestro país es, según muchos intelectuales en Europa, es uno de los grandes poetas latinoamericanos del siglo XX
Antonio Ramos Sucre, sobrino-nieto del Gran Mariscal de Ayacucho tendrá una juventud poco común, sin demasiados juegos pero con mucho latín y griego. Aprenderá el francés, inglés, italiano y alemán antes de graduarse de bachiller. El inglés, italiano, portugués, alemán, danés, sueco y sánscrito los aprenderá entes de terminar la universidad.
Habrá de afirmar este autor que el contexto artístico e intelectual venezolano es mediocre, retórico y conformista, apegado a formas estéticas degradadas.
Desde 1911 comienza a publicar en casi todas las revistas y diarios de la época, sobre todo en El Universal, donde aparecieron al menos 108 de sus poemas en prosa.
La obra de este hombre solitario e introvertido, poseerá siempre dos características: una sombría oscuridad, reflejo de su propio sufrimiento y un desfase con su propio tiempo,es considerado un vanguardista, y su obra no encajará nunca dentro de las corrientes literarias de su tiempo. Habrá de afirmar este autor que el contexto artístico e intelectual venezolano es mediocre, retórico y conformista, apegado a formas estéticas degradadas.
Habrá de transcurrir casi medio siglo para que se le reconozca como uno de los poetas más originales y avanzados de siglo XX venezolano.
Un frecuente estado de insomnio le llevará a recorrer las calles de la ciudad en horas nocturnas. En sus textos expresa el sufrimiento que le produce su cada vez más pronunciada fatiga mental.
Habrá de transcurrir casi medio siglo para que se le reconozca como uno de los poetas más originales y avanzados de siglo XX venezolano.
El 13 de junio de 1930 durante un viaje diplomático en la ciudad de Ginebra sucumbe a su patológía mental y se suicida.
Tal vez uno de los retratos más descarnados de este personaje lo da Leonardo Rodríguez:
“Ramos Sucre vive al extremo una condición psicológica que es también cultural y social: el encierro. (…) Se pensó cautivo y se enclaustró para abrirse al mundo interior. Se sintió torturado y se flageló para sentir su cuerpo. Se encontró obligado a representar un papel y lo escribió con tinta oscurísima. (…) Fue mimético con sus sombras. Su encierro (que rima con entierro) fue la puerta de un descenso interior.”
Siga el enlace para descargar su obra completa.
Por Alejandro Pacheco / Noticias24

viernes, 10 de junio de 2011

UNA NOTA IMPORTANTE SOBRE LA PENETRACIÓN COMUNISTA EN USA.

2011/6/9 ABIP USA <abip.usa@verizon.net>
From: kincaid@comcast.net [mailto:kincaid@comcast.net]
Sent: Wednesday, June 08, 2011 4:36 PM
To: Cliff Kincaid
Subject: Evidence linking Obama's CIA Director to Communist Spies through Communist Party Figure and former Rep. Hugh DeLacy.

EXPLOSIVE REVELATIONS ROCK WASHINGTON, D.C.
On the eve of Leon Panetta's Senate Hearings for Secretary of Defense,
America's Survival, Inc. and Trevor Loudon release documentary evidence linking
Obama's CIA Director to Communist Spies through Communist Party Figure and former Rep. Hugh DeLacy. 
CLICK HERE FOR NEWS RELEASE AND BACK-UP DOCUMENTS (PDF)

jueves, 9 de junio de 2011

CONVOCATORIA I PREMIO EQUINOCCIO DE POESÍA EUGENIO MONTEJO
Les agradezco su divulgación. Mil gracias
Convocado el I Premio Equinoccio de Poesía Eugenio Montejo
En concordancia con su propósito de estimular la creación entre los jóvenes escritores al publicarla junto a la de autores reconocidos, la editorial Equinoccio de la Universidad Simón Bolívar ha creado el Premio Equinoccio de Poesía Eugenio Montejo y ha lanzado su primera convocatoria el pasado 5 de junio de 2011, en coincidencia con el tercer aniversario del sentido fallecimiento del poeta epónimo.
La convocatoria será bienal y podrán participar autores de cualquier edad, venezolanos o extranjeros residenciados en el país, con poemarios inéditos y no comprometidos ni enviados a otros concursos, de al menos 50 páginas de extensión.
El jurado estará integrado por reconocidos escritores, cuyos nombres serán dados a conocer oportunamente. La recompensa para el premio único e indivisible será de BsF. 10.000, más la publicación de la obra ganadora en la serie Poesía de la colección Papiros de Equinoccio. Las posibles menciones honoríficas también serán consideradas para su publicación, por lo que la editorial dejará de recibir manuscritos de poesía.
La serie Poesía fue fundada en 2006 y ha publicado poemarios de Elizabeth Schön, Natasha Tiniacos, Luisana Itriago, Pausides González, Alexis Romero, Adálber Salas, Camila Ríos Armas, Armando Rojas Guardia, Luis Moreno Villamediana, Edda Armas, Rafael Castillo Zapata, José Delpino, Joaquín Marta Sosa y Jesús Alberto León.
El lapso de recepción va desde hoy 5 de junio hasta el 5 de octubre de 2011. El veredicto se dará a conocer el 30 de noviembre de 2011. Al igual que la colección Papiros de Equinoccio, este premio cuenta con el patrocinio de Banesco.
Los requisitos de envío y otros detalles pueden ser consultadas a través del enlace http://usbnoticias.info/post/6652.
Sartenejas, 5 de junio de 2011.





I Premio Equinoccio de Poesía Eugenio Montejo

La Editorial Equinoccio de la Universidad Simón Bolívar anuncia la convocatoria a participar en I Premio Equinoccio de Poesía Eugenio Montejo que se realizará cada dos años.

1. Podrán participar autores de cualquier edad venezolanos o extranjeros residenciados en el país.

2. Las obras deben ser escritas en español, rigurosamente inéditas, que no se hayan presentado a otro premio y cuyos derechos no hayan sido cedidos a ningún editor.

3. Las obras deberán presentarse en letra Times New Roman/12; por una sola cara, a doble espacio, en tamaño carta. La extensión del poemario será de 50 hojas como mínimo.

4. El premio es único e indivisible y consiste en DIEZ MIL BOLIVARES FUERTES (Bs. 10.000,00) y la publicación de la obra galardonada en la serie Poesía de la colección Papiros de Equinoccio. Será potestad del jurado otorgar menciones honoríficas.

5. El jurado estará integrado por reconocidos escritores, cuyos nombres serán dados a conocer oportunamente.

6. El Premio queda abierto a partir del 5 de junio, fecha en la que se abrirá el lapso para recepción de los materiales hasta el 5 de octubre de 2011. El veredicto se dará a conocer el 30 de noviembre de 2011.

7. Los trabajos se presentarán por cuadruplicado. Junto a la versión impresa se deberá entregar un archivo digital en formato Word debidamente copiado en un CD.

8. Los trabajos se firmarán con seudónimo. En sobre cerrado adjunto se incluirá la plica de identificación del autor con  su nombre, domicilio, número telefónico, dirección de correo electrónico.

9. Dirección de envío:
Universidad Simón Bolívar, 1º piso del Edif. Comunicaciones: Editorial Equinoccio, I Premio Equinoccio de Poesía Eugenio Montejo, Sartenejas, Caracas, Venezuela. Telf.: 212 9063162