LA RAZÓN DE UN NUEVO BLOG DE GESTIÓN CULTURAL

Ante la avalancha de información cultural noticiosa que recibimos diariamente gracias a la colaboración que me proporciona Arturo Álvarez D'Armas, poeta, fotógrafo y promotor cultural venezolano, así como otros valiosos amigos colaboradores, hemos decidido abrir un nuevo blog de promoción y gestión cultural. Sean bienvenidos todos los amigos interesados en promover la cultura y el arte en general. Pueden enviarnos sus colaboraciones, las cuales subiremos a este blog como entradas tan pronto como las recibamos. Quienes deseen colaborar pueden dirigirnos sus trabajos a nuestro correo personal: renedayre@gmail.com René Dayre Abella. Autor y promotor cultural.

domingo, 12 de febrero de 2012


la-decision-de-luisa-maria-guell



Diario Las Americas
Publicado el 02-11-2012

La decisión de Luisa María Güell
Por Luis de la Paz
Diario Las Américas

El estreno del documental Mi decisión del realizador cubano Agustín Blázquez sobre la vida y trayectoria artística de la cantante, compositora y actriz también cubana Luisa María Güell, constituye la primera entrega de la serie Arte y Política, nuevo proyecto fílmico en el que se ha involucrado el cineasta residente en Maryland.



La película de 93 minutos tuvo su estreno mundial el viernes en el Teatro Tower del Miami Dade College, como parte de los encuentros Dos Orilla, evento relacionado con arte, cultura e historia, que coordina la Dra. Mercedes Sandoval. El documental tendrá una segunda presentación el jueves 16, a las 6 de la tarde en la Casa Bacardí de la Universidad de Miami.



El concurrido estreno en el Tower atrajo a admiradores de la cantautora, quienes pudieron conocer más a fondo la vida y obra de una de las figuras más relevantes de la música cubana. Con esta serie el realizador Blázquez se propone resaltar el talento de “esos valores del exilio”, para “que cuenten sus experiencias en la isla y en Miami”, señala el cineasta y admirador de la cantante.



Blázquez conoció a Luisa María Güell en Washington, DC. “Yo la reconocí y me senté en su mesa. Hablamos de su carrera y de sus dolorosas experiencias en Cuba”. Años después decidió plasmar su carrera artística en Mi decisión, documentando, entre fotografías, temas musicales y la voz de la compositora, los mejores y peores momentos de su vida tanto en la isla como en el exilio.



Mi decisión se inicia en los años cincuenta, cuando “a los 5 años comencé en la emisora Radio Mambí en La Habana cantando tangos”, expresa la actriz en el documental. En esa primera etapa formó parte de programas infantiles de la televisión cubana, como el del El viejito Chichí. En su juventud (ya con el castrismo), llegó a la cumbre de popularidad con canciones que hoy todavía evocan una época como No tengo edad para amarte y Cuando el sol. En su carrera hizo también telenovelas, teleteatros como el Zoológico de cristal de Tennesse Williams. Trabajó con conocidas figuras como Raquel Revuelta y Enrique Almirante; además, rememora sus incursiones en el cine, en particular la película El huésped dirigida por Eduardo Manet.



La actriz y cantante narra cómo veía desaparecer de la radio y la televisión a sus compañeros, unos porque se iban del país, otros porque eran encarcelados o separados por diferencias políticas. Algunos momentos son muy emotivos como, cuando narra la visita que le hizo al escritor Félix B. Caignet. En otro segmento describe el ambiente de inseguridad en los sesenta, las tensiones, la censura. Se refiere al desmoronamiento de su entorno, “cada vez le pedían un mayor compromiso con el sistema”. Recuerda que en aquellos momentos “vivía en una angustia perenne”. En otro fragmento se refiere “a la crueldad del sistema, a la humillación y el ultraje” a las que fue sometida cuando fue enviada a trabajar a la agricultura, en el llamado Cordón de La Habana, mientras esperaba la autorización de salida, que logró en 1968.



Agustín Blázquez y su productora AB Independent Productions, han filmado nueve documentales de la serie Cubriendo Cuba, realizaciones que, en su mayoría, ha financiado él mismo, aunque ha recibido también apoyo de Uncovering Cuba Educational Foundation. Algunos de sus trabajos más memorables son Elián, Las ratas de abajo y Acto de repudio, que han sido vistos en Miami, en el mismo Teatro Tower.



Con su nueva serie Arte y Política, Blázquez pretende “demostrar que en nuestro exilio hay grandes artistas y que no hay necesidad de importar a los artistas oficiales de Castro que vienen a enriquecer las arcas de la tiranía militar cubana”. Dice haber escogido a Luisa María Güell para este trabajo, porque “considero que su voz es un prodigio –de esos fenómenos que no se dan frecuentemente–. Porque ha sabido preservar su voz cuando otros cantantes la pierden. Por su extraordinaria musicalidad, sentido del ritmo y afinación. Porque tiene la virtud de poder cantar en otros idiomas. Porque no solamente alcanzó la fama como ídolo juvenil en Cuba, sino que fue un símbolo de la juventud desafecta con el régimen de Castro. Porque triunfó en España, porque fue reconocida en Francia y ganó la Medalla de Oro Edith Piaf. Porque grabó muchos discos cuyas canciones se hicieron populares en América Latina y el Caribe. También su historia es muy interesante. En resumen, es una gran cantante”, concluye enfático Blázquez.



Mi decisión tiene como banda sonora unos sesenta cortes musicales, destacando los temas que la lanzaron a la fama. Canciones de juventud, composiciones del español Manuel Alejandro, como Yo no me vuelvo a enamorar, que le permitió ganar el primer premio en el Festival de la Canción Internacional de Málaga, al inicio de su exilio, imprimiéndole un gran impulso a su carrera. También se alzó con el Premio Voz y Canción en Puerto Rico y en Francia recibió el Premio de Interpretación y la Medalla de Oro Edith Piaf.



Agustín Blázquez no está interesado en los festivales de cine: “Yo no pierdo ya mi tiempo en festivales, pues el 99% de ellos están controlados por la izquierda intransigente y reaccionaria que no le interesa que se sepa la realidad de Cuba”, señala. Sin embargo trató de incluirlo en el Festival de Cine de Miami –ciudad donde reside la protagonista de esta historia– que comienza en marzo. “El festival organizado por MDC me lo rechazó, al igual que el Teatro Tower que esta vez no me quiso ni rentar el teatro. Este documental se muestra única y exclusivamente por la generosidad de la Dra. Mercedes Sandoval y su Serie Dos Orillas”; añadiendo, “El exilio histórico, que construyó al Miami de hoy, cada vez pierde más territorio en esta ciudad”.



Mi decisión retrata un aspecto de la gran tragedia de los cubanos bajo el castrismo. La cantautora expresa en el documental: “Yo llevo un drama dentro, es el drama de un país, de una exiliada, la miseria de vivir sin un país, y la lucha por alcanzar proyectos y hacer lo que a uno más le gusta”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario