LA RAZÓN DE UN NUEVO BLOG DE GESTIÓN CULTURAL

Ante la avalancha de información cultural noticiosa que recibimos diariamente gracias a la colaboración que me proporciona Arturo Álvarez D'Armas, poeta, fotógrafo y promotor cultural venezolano, así como otros valiosos amigos colaboradores, hemos decidido abrir un nuevo blog de promoción y gestión cultural. Sean bienvenidos todos los amigos interesados en promover la cultura y el arte en general. Pueden enviarnos sus colaboraciones, las cuales subiremos a este blog como entradas tan pronto como las recibamos. Quienes deseen colaborar pueden dirigirnos sus trabajos a nuestro correo personal: renedayre@gmail.com René Dayre Abella. Autor y promotor cultural.

lunes, 11 de febrero de 2013

Arte

El Prado presenta su nueva joya: una obra inédita e histórica del siglo XV francés

Día 11/02/2013 - 15.51h
Temas relacionados

Adquirida en 2012 por 850.000 euros, tiene una gran relevancia: es la única pintura en tabla que se conserva con la imagen de Luis I de Orleáns, hijo de Carlos V de Francia

El Museo del Prado sigue recibiendo a nuevos e insignes huéspedes en sus colecciones. Pocos días después de dar la bienvenida a la donación Várez Fisa, hoy ha presentado en sociedad su nueva joya, toda una exquisitez. Se trata de «Oración en el huerto con el donante Luis de Orleáns», una pequeña tabla francesa del siglo XV (hacia 1405-1407/1408) que, según los especialistas, es uno de los hallazgos más importantes de pintura primitiva francesa.
Esta obra inédita pertenecía a una coleccionista particular española de avanzada edad y cuya familia es de origen francés (llegó a España en tiempos de José Bonaparte), que la ofreció al Prado por un precio fijo: 850.000 euros. En 2011se depositó en el museo, donde se le hicieron los análisis técnicos correspondientes y el estudio historiográfico y documental, que llevó a cabo Pilar Silva, jefa del Departamento de Pintura Española, Flamenca y Escuelas del Norte del Prado.
Gracias a los análisis a través de reflectografía infrarroja, pero sobre todo gracias a la radiografía, se apreció que, bajo un grueso repinte, había oculta una figura. A continuación se llevó a cabo la restauración de la obra (temple sobre tabla, de 56,5 por 42 centímetros), a cargo de María Antonia López Asiaín y gracias al patrocinio de la Fundación Iberdrola, representada en el acto de hoy por su director, Rafael Landín. Le acompañaban el presidente del Patronato del Prado, José Pedro Pérez Llorca; el director del museo, Miguel Zugaza, y el director adjunto, Gabriele Finaldi.

Resucita el donante oculto

Tras la limpieza de los barnices y la retirada de los repintes apareció la figura de un donante arrodillado (vestido a la moda), con un libro en su mano en el que se aprecia el salmo «Miserere», bajo la protección de santa Inés -se identifica por el cordero que hay a sus pies-, que le toca la cabeza. La infatigable Pilar Silva se puso manos a la obra para conocer la identidad del donante. Tras una meticulosa labor detectivesca, la clave fue las hojas de ortiga de oro que se aprecian en las pomposas mangas del donante.
Ésta era una de las divisas de Luis I de Orleáns (1372-1407), hijo del Rey Carlos V de Francia y hermano de Carlos VI. Debido a la locura de éste, Luis I fue regente. «Personaje trágico, llegó a ser una de las figuras más importantes de Francia en la época. Guapo, poeta, protector de artistas, representaba el príncipe ideal, todo lo contrario a su hermano», apunta Silva.
Fue asesinado en 1407 por orden de Juan sin Miedo. Pilar Silva se documentó sobre Luis I. Tenía la intuición de que era él el donante del cuadro, pero debía demostrarlo. Vestía muy a la moda, con oro en las mangas y gastaba mucho en ropa. Se conservan muy pocas imágenes suyas, lo cual dificultaba su identificación. En cuanto a su relación con santa Inés, se cree que puede estar relacionada con su esposa, Valentina Visconti, hija del duque de Milán. Los Visconti se acogieron a su protección. Cabe la posibilidad incluso de que la obra fuera pintada justo después de la muerte de Luis I de Orleáns y en homenaje a él, que el comitente de la obra no fuera él sino su viuda y su hijo Carlos.

La autoría apunta a Colart de Laon

Cuatro huecos laterales para bisagras hacen pensar que puede tatarse de la tabla central de un tríptico. Y, aunque el tema de la oración en el huerto no es habitual en los trípticos, sí hay algún ejemplo. Se cree que el autor de la tabla es Colart de Laon, pintor de Luis de Orleáns y, más tarde, de su hijo Carlos. Pero la atribución no es segura, se pone entre interrogantes. Una miniexposición de gabinete en la sala 58A del Prado muestra, hasta el 28 de abril, el cuadro junto a imágenes de los estudios realizados y un vídeo sobre la restauración.
La restauradora que ha llevado a cabo durante un año los trabajos habla de que ha sido «todo un descubrimiento»: «Ha sido una restauración milimetrada. Había que devolver la iconografía original a la obra. Cada avance era una duda. Pero bajo los repintes apareció un temple finísimo, sutil, en un estado de conservación increíble. Los repintes actuaron como capa protectora».
Son muy escasas las pinturas flamencas sobre tabla de principios del siglo XV que han sobrevivido. Si a ello sumamos que es la única pintura en tabla que se conserva con la imagen de Luis I de Orleáns, a nadie escapa su gran relevancia histórica. De ahí que el Patronato del Prado decidiera en mayo de 2012 adquirir esta obra por el precio que pedía su propietaria: 850.000 euros. De hecho, sabemos que el Louvre tenía esta obra en cabeza de sus presas más codiciadas. No ha podido ser. El Prado le ha ganado la partida. 
TOMADO DE: http://www.abc.es/cultura/arte/20130211/abci-prado-201302111358.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada