LA RAZÓN DE UN NUEVO BLOG DE GESTIÓN CULTURAL

Ante la avalancha de información cultural noticiosa que recibimos diariamente gracias a la colaboración que me proporciona Arturo Álvarez D'Armas, poeta, fotógrafo y promotor cultural venezolano, así como otros valiosos amigos colaboradores, hemos decidido abrir un nuevo blog de promoción y gestión cultural. Sean bienvenidos todos los amigos interesados en promover la cultura y el arte en general. Pueden enviarnos sus colaboraciones, las cuales subiremos a este blog como entradas tan pronto como las recibamos. Quienes deseen colaborar pueden dirigirnos sus trabajos a nuestro correo personal: renedayre@gmail.com René Dayre Abella. Autor y promotor cultural.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Fallece la actriz Elvira Quintillá

La maestra Eloisa de '¡Bienvenido Mister Marshall!, de Berlanga, e intérprete de películas de Bardem y Camus muere en Madrid a los 85 años

A los 85 años ha fallecido en Madrid la actriz Elvira Quintillá, última superviviente de los protagonistas de la mítica Bienvenido Mr. Marshall, de Luis G. Berlanga, en la que encarnó a la maestra de escuela del inventado pueblo de Villar del Rio. Una maestra soltera que soñaba en silencio cómo se le abalanzaban aguerridos jugadores de rugby, aunque este sueño fue prohibido por la férrea censura española de 1952. Berlanga, sin embargo, con su buen humor, contaría luego que la razón de no haberlo rodado fue la de no encontrar en aquella España famélica jugadores tan fortachones como los deportistas americanos. Pasarían 50 años hasta que Berlanga pudiera filmarlo (El sueño de la maestra, 2002) aunque cambiándolo por completo, haciendo en lugar de un retrato de la represión sexual, otro, igualmente irónico, de los diversos medios legales para aplicar la pena de muerte. Pero ya no fue Elvira Quintillá quien interpretó a la maestra. La actriz se había retirado del cine y del teatro aunque continuaba apareciendo en televisión.
Elvira Quintillá, junto a Fernando Fernán Gómez (izquierda) en 'Esa pareja feliz', de Berlanga.
Su carrera en el cine no fue muy amplia y generalmente limitada a interpretar papeles secundarios. Precisamente Berlanga le dio su primer papel protagonista en la tragicomedia Esa pareja feliz (1951) formando pareja con Fernando Fernán Gómez, empleado en unos estudios cinematográficos que espera lograr un ascenso social estudiando electrónica, mientras que ella es una soñadora fascinada por las películas de amor. Y con Berlanga volvió a actuar Elvira Quintillá en Plácido (1961) siendo la esforzada trabajadora en unos aseos públicos, pendiente de que su marido consiga pagar el primer plazo del motocarro que ha comprado para ganarse mejor la vida. Personajes, pues, de mujeres pobres e ingenuas a los que Elvira Quintillá aportaba una ternura no exenta de humor, cualidades que ya había demostrado durante su larga trayectoria teatral.
Portada del disco de Elvira Quintillá con su canción para Benidorm.
Había nacido en Castell (Francia) en 1928, pero fue inscrita en Barcelona, y a pesar de que en su modesta familia no había antecedentes artísticos comenzó a actuar en teatro con solo cinco años, primero en grupos infantiles y más tarde, como profesional, en compañías tan notorias entonces como las de Fernando Díaz de Mendoza, José Alfayate, Tina Gascó o Rafael López Somoza… obteniendo prestigio como actriz eficaz y dúctil, hasta que en 1947, con 19 años, contrajo matrimonio con el también actor José María Rodero (fallecido en 1991) abandonando con ello poco a poco la escena para dedicarse con mayor ahínco al cine y la televisión (Tercero izquierda, en 1963, Escuela de maridos, en 1965, por la que obtuvo el Premio Nacional de Interpretación, y cuyo éxito prolongó en Escuela de matrimonios, en 1967 y, entre otras más, Anillos de oro, en 1983 o El olivar de Atocha, en 1988). Obtuvo el premio de Mujer Española más popular del año por su intervención en el programa Una mujer de su casa (1972). Incluso cantó con fortuna, ganando en 1960 un premio en el festival de Benidorm por la canción Luna de Benidorm, actividad como cantante que había comenzado en algunas zarzuelas pero en la que no se prodigó.
Tras el reciente fallecimiento de Lolita Sevilla, con la desaparición de Elvira Quintillá se cierra uno de los capítulos más notables del cine español, el de los protagonistas de la aún vigente Bienvenido Mr. Marshall. A Elvira Quintillá se la relacionará siempre con su inocente maestra de pueblo. Pero también otras películas nos la seguirán recordando: El guardián del paraíso (1955), Los tramposos (1959), Solo para hombres (1960), La colmena (1982)…

TOMADO DE:http://cultura.elpais.com/cultura/2013/12/27/actualidad/1388145631_842271.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada