LA RAZÓN DE UN NUEVO BLOG DE GESTIÓN CULTURAL

Ante la avalancha de información cultural noticiosa que recibimos diariamente gracias a la colaboración que me proporciona Arturo Álvarez D'Armas, poeta, fotógrafo y promotor cultural venezolano, así como otros valiosos amigos colaboradores, hemos decidido abrir un nuevo blog de promoción y gestión cultural. Sean bienvenidos todos los amigos interesados en promover la cultura y el arte en general. Pueden enviarnos sus colaboraciones, las cuales subiremos a este blog como entradas tan pronto como las recibamos. Quienes deseen colaborar pueden dirigirnos sus trabajos a nuestro correo personal: renedayre@gmail.com René Dayre Abella. Autor y promotor cultural.

martes, 6 de mayo de 2014

 
 
Una historia de viudas
 
 
Juan Carlos Méndez Guédez presentó Arena Negra. En esta pieza el escritor retoma el tema de la inmigración, pero esta vez "desde el lado de los que se quedan". La obra narra la historia de dos mujeres (madre e hija) marcadas por el abandono de la cabeza de familia
VALENTINA RODRÍGUEZ




Arena negra es el último trabajo de Juan Carlos Méndez Guédez (Barquisimeto, 1967) publicado por la editorial Lugar Común, pieza en la que vuelve a retomar el tema de la inmigración, pero en esta oportunidad "desde el lado de los que se quedan, de los que deben aprender a olvidar".
La obra narra la historia de unos seres marcados por el abandono. El texto, ambientado en los años 40, sucede entre las Islas Canarias y Venezuela.
La novela, contada en tres tiempos, retrata la visión de una hija que ve a su madre imposibilitada, sumida en la pérdida, "condenada al igual que Penélope", luego de que su padre las dejara para atravesar el Atlántico en busca de nuevas oportunidades.
El escritor ha trabajado el tema de las migraciones desde muchas perspectivas, pero en esta oportunidad le interesaba, "para seguir ampliando esa mirada, indagar en ¿qué ocurre con el que se queda?, ¿cómo se transforma la vida del que permanece, mientras sus afectos se marchan?", explica Méndez Guédez.
En esta historia ­continúa­ el caso de las que se quedaron (esposa e hija) "es muy dramático, porque las mujeres de la España franquista no tenían los mismos derechos que los hombres, no podían abrir cuentas de ahorros, no podían heredar, etc. Las esposas de los hombres del archipiélago canario que emigraron, muchas no volvieron a saber de ellos, eran llamadas las viudas de Venezuela".
A través de historias reales y fragmentos de biografías el escritor construye esta pieza, catalogada por los libreros venezolanos como el libro del 2013, luego de 12 años de investigación.
La novela está trabajada desde una estructura atípica: "Sentí que esta obra debía ser escrita de esta forma, me pareció que una estructura fragmentaria, de pequeñas escenas, podía ser adecuada. Con estos pequeños textos quería enseñarle al lector lo que es una novela antes de serlo, es decir; Arena negra es lo que imagina después de lo que ha leído".
LA ESENCIA DEL INMIGRANTE
Para el escritor "la esencia" de los inmigrantes, tanto de los de ayer como los de hoy, "es la misma". "Unos se van con mayores recursos económicos, intelectuales; otros no, pero al final la esencia es una.
Por supuesto, hay matices, pero en el fondo lo que mueve al inmigrante es la búsqueda de crecimiento, de resurrec- ción. La inmigración tiene un doble rostro, uno hermoso y otro magullado. Es alguien que está tratando de regresar a una casa que aún no ha formado, sino que quiere formar".
En el caso de los que se quedan, continúa, "se han marchado sin darse cuenta. Muchos entran en una especie de exilio, es gente que está y no está. Necesitan vivir en un universo aparte para sobrevivir a la situación por la que atraviesan. A otros les toca sobrellevar las despedidas. El que se queda sufre viendo cómo se va vaciando su casa, el que se va sufre también, pero tiene la esperanza de formar una casa en otro lugar", concluye.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada