LA RAZÓN DE UN NUEVO BLOG DE GESTIÓN CULTURAL

Ante la avalancha de información cultural noticiosa que recibimos diariamente gracias a la colaboración que me proporciona Arturo Álvarez D'Armas, poeta, fotógrafo y promotor cultural venezolano, así como otros valiosos amigos colaboradores, hemos decidido abrir un nuevo blog de promoción y gestión cultural. Sean bienvenidos todos los amigos interesados en promover la cultura y el arte en general. Pueden enviarnos sus colaboraciones, las cuales subiremos a este blog como entradas tan pronto como las recibamos. Quienes deseen colaborar pueden dirigirnos sus trabajos a nuestro correo personal: renedayre@gmail.com René Dayre Abella. Autor y promotor cultural.

domingo, 3 de abril de 2016

Egipto espera reafirmar la presencia de dos cámaras secretas en la tumba de Tutankamón con un segundo escáner

Mañana se publicarán los resultados finales del nuevo escáner de National Geographic, que parecen apoyar cada vez más las teorías del egiptólogo Nicholas Reeves, quien afirma que es Nefertiti quien se oculta tras las paredes de la tumba de Tutankamón
  • Compartir
  • Compartido 488 veces
Las teorías de Nicholas Reeves van tomando forma - AFP

«Los radares pueden ser traicioneros», declaró el egiptólogo Nicholas Reeves en una entrevista con el periódico Al Ahram. Es por eso que, pese a los últimos resultados de las pruebas con el radar japonés en la tumba de Tutankamón, el Ministerio de Antigüedades egipcio sigue manteniendo a un cauteloso 90 por ciento la seguridad de que, tras las paredes de la tumba más famosa de la egiptología, se oculten dos habitaciones secretas. Sin embargo, un nuevo test de escáner digital GPR, esta vez de una tercera parte independiente -National Geographic- ha sido efectuado esta tarde en la cámara mortuoria del faraón niño. Los resultados, que el Ministerio de Antigüedades espera que confirmen la existencia de las cámaras, serán anunciados mañana en la soleada Luxor.
Si el nuevo escáner confirma la existencia de estas dos cámaras anexas, hasta ahora desconocidas, el egiptólogo británico Nicholas Reeves estaría un paso más cerca de probar sus teorías, que sostienen la existencia de unas cámaras secretas invioladas que contendrían el descubrimiento del siglo: la tumba de la hermosa reina Nefertiti.
Hasta ahora, las sucesivas pruebas han ido apoyando las hipótesis de Reeves, fundamentadas primero en la reproducción nanométrica que la revista Factum Arte hizo de la tumba. Los datos recogidos por esta publicación española permitieron al egiptólogo británico observar las paredes norte y oeste de la tumba de Tutankamón sin la interferencia de las pinturas murales que las cubren, centrándose exclusivamente en los relieves de la roca. Unas curiosas líneas verticales -de medidas similares a la puerta del anexo descubierto en la tumba de Tutankamón- sembraron en Reeves la sospecha de que la aparente pared de roca maciza escondía una puerta oculta. Reeves añadió otras circunstancias, como la orientación de la tumba, en forma de «L» con un corredor y la cámara hacia la derecha, utilizado en la época solo para mujeres de alcurnia. Pero en ese momento, todo eran teorías.
Las primeras pruebas de que podría haber una cámara tras esas paredes vinieron primero con un escáner térmico efectuado a finales del año pasado, que detectó que un área en la pared norte de la tumba tenía una temperatura distinta al resto de la cámara.
Más tarde, el técnico de radar japonés Hirokatsu Watanabe efectuó sus análisis, cuyos resultados fueron publicados el pasado 17 de marzo, levantando un pilar más para sostener la teoría de Reeves. El radar señalaba la presencia de dos cámaras o pasillos, en los que además se han podido detectar materiales orgánicos y metálicos.
Sin embargo, la existencia de dos nuevas cámaras anexas en el sepulcro descubierto en 1922 por Howard Carter no implica necesariamente que esas estancias haya acogido el cuerpo de Nefertiti, una de las más misteriosas reinas de la Antigüedad. El Ministerio de Antigüedades, pese apoyar a Reeves en su búsqueda, se resiste a aceptar que sea ella, esposa del herético faraón Ajenatón, quien descansa junto Tutankamón.
«Podría ser Nefertiti, pero también la reina Meritatón o incluso la madre de Tutankamón, Kiya», señaló el entonces ministro de Antigüedades, Mamdouh el Damaty, en una rueda de prensa en El Cairo. Una hipótesis que también apoyan otros egiptólogos locales entrevistados por este periódico, quienes señalan que, por haber sido la esposa favorita del faraón monotenísta Ajenatón, los sacerdotes politeístas no le hubieran permitido ser enterrada en el Valle de los Reyes.
«¿Hay alguna posibilidad de que un judío o cristiano sea enterrado en La Meca? No. Pues los sacerdotes egipcios no hubieran permitido que ella fuera enterrada en el Valle», afirmó al respecto el también egiptólogo y polémico exministro de Antigüedades Zahi Hawass en una entrevista con ABC.
Mamdouh El Damaty, recientemente destituido como ministro de Antigüedades en medio de una renovación de gabinete por la crisis económica que atraviesa el país, se mostró más optimista en declaraciones a este periódico: «Sea o no Nefertiti, el descubrimiento de una cámara reescribirá la historia de la tumba de Tutankamón».

No hay comentarios:

Publicar un comentario